Articles

¿Los Gatos Pueden Comer Papas?

Si alguna vez has echado un buen vistazo a la lista de ingredientes en la parte posterior de una bolsa de comida para gatos (lo que deberías hacer, por cierto), es posible que notes algunos ingredientes inusuales.

Mientras que las compañías de alimentos para mascotas han gastado millones de dólares tratando de garantizar que sus alimentos contengan los mejores ingredientes para una nutrición felina óptima, no todos los alimentos para gatos son iguales. Muchos contienen rellenos (generalmente carbohidratos) que contienen poco o ningún valor nutricional.

Un ingrediente que puede darte pausa es la patata. Ciertamente, no sería parte de la dieta de su gato en la naturaleza, pero ¿pueden los gatos comer papas? ¿O es simplemente un relleno utilizado para aumentar el volumen de los alimentos?

Quizás lo más importante, ¿puedes compartir un poco de tu plato de patatas con tu amigo felino?

Las patatas son uno de esos alimentos humanos complicados que pueden ser inofensivos en algunos casos y tóxicos en otros.

En este artículo cubriremos lo siguiente:

  • ¿Pueden los gatos Comer papas?
  • ¿Los Gatitos Pueden Comer Patatas?
  • Gatos Y Patatas – Lo Que Necesitas Saber
  • ¿Los Gatos Pueden Comer Boniatos?
  • ¿Los Gatos Pueden Comer Puré de Papas?
  • ¿Los Gatos Pueden Comer Papas Instantáneas?
  • Beneficios / Negativos de Alimentar a los Gatos con Papas
  • Alternativas a las Papas para Gatos

¿Pueden los gatos Comer Papas?

Las patatas son un alimento básico en las dietas de los seres humanos de todo el mundo. Cultivados por primera vez hace milenios, han encontrado su camino en cocinas de todo el mundo.

Aunque ciertamente parecen lo suficientemente inocuos, las papas y los gatos no siempre se mezclan. Su seguridad depende de un elemento crucial: si la patata está cocida o no.

Por lo tanto, los gatos pueden comer papas, pero solo una parte del tiempo.

¿Los Gatitos Pueden Comer Patatas?

No es una buena idea darle una patata a un gatito. Si bien es poco probable que pequeñas cantidades de patata cocida le hagan daño a su gatito, las patatas no contienen ningún beneficio nutricional real para los gatitos.

Debido a que los gatitos están creciendo como malas hierbas, requieren una nutrición óptima y solo deben consumir calorías ricas en nutrientes. Por eso es tan importante elegir un alimento para gatitos de alta calidad.

Ya sea que opte por comida húmeda o seca (aunque recomendamos seca, tanto porque ayuda a mantener sus dientes sanos como porque ayuda a prevenir la picazón en la adultez), debe buscar un alimento para gatitos que incluya la carne como primer ingrediente y que contenga granos limitados de alta calidad, como el alimento para gatitos Blue Freedom.

Gatos Y Papas: Lo que necesitas Saber

Con su carne blanca y sabor suave, es fácil asumir que las papas no le harán ningún daño a tu gato. Y en muchos casos es absolutamente el caso. Las papas cocidas, siempre y cuando solo se coman en pequeñas cantidades, es muy poco probable que le hagan daño a su gato.

las patatas Crudas son una historia diferente. Antes de que se cocinen, la piel de las papas contiene una sustancia llamada «solanina glucoalcaloide».»Esta sustancia es venenosa para nuestros amigos felinos.

Las papas verdes, las papas crudas y las cáscaras de papa crudas contienen solanina glucoalcaloide y son tóxicas para los gatos.

De hecho, las papas pertenecen a la familia de plantas» Solanaceae», que incluye la belladona.

Así que, aunque no es el fin del mundo si tu gato se las arregla para tomar un poco de tu patata horneada, ten mucho cuidado de guardar las patatas crudas fuera del alcance de tu gato.

Si su gato se las arregla para comer algo de patata cruda (aunque es poco probable que su gato se encuentran apetecible), asegúrese de mantener un ojo en ellos y llevarlos al veterinario si nota cualquier signo que puede estar sufriendo de toxicidad.

Los signos de toxicidad en gatos incluyen:

  1. Vómitos
  2. Diarrea
  3. Somnolencia

Este gato disfruta de las patatas de la manera más segura possible…by ¡jugando con uno!

¿Pueden Los Gatos Comer Batatas?

Sí, y las batatas en pequeñas cantidades pueden ser un dulce agradable para tu gato (aunque la calabaza es aún mejor). Los ñames, que son similares a las batatas, también se pueden consumir en pequeñas cantidades siempre que estén cocidos. Dado que las batatas no pertenecen a la familia de las solanáceas como las papas normales, no contienen el compuesto tóxico «solanina» cuando están crudas.

Sin embargo, es importante saber qué tipo de batata le está dando a su gato. Hay muchos tipos diferentes de batata, algunas de cuyas vides contienen propiedades que pueden ser tóxicas para los gatos.

Mientras se administre en cantidades muy pequeñas, un poco de batata puede ser un complemento saludable a la dieta de su gato. Si a tu gato le gustan, prepara una patata sin condimentar y ofrécele un poquito.

Si tu gato muestra algún signo de malestar digestivo, como vómitos o diarrea, no le vuelvas a ofrecer batata. Si tu gato no mejora en 24 horas, llévalo al veterinario.

¿Pueden Los Gatos Comer Puré de Patatas?

Sí. Dado que el puré de papas se cocina, no contiene ninguna sustancia tóxica. Sin embargo, el puré de papas a menudo contiene muchas golosinas adicionales, como mantequilla, crema agria o tocino, ninguno de los cuales es particularmente saludable para los gatos.

Así que, aunque está bien que tu gato coma un poco de puré de patata, lo mejor es mantener el puré de patatas sazonado alejado de ellos.

Este gato está disfrutando de un poco de puré de patata…pero cuidado…que podría estar caliente.

¿Pueden Los Gatos Comer Papas Instantáneas?

Sí, en la mayoría de los casos.

Las patatas instantáneas son simplemente patatas deshidratadas. Dado que a menudo se precocinan antes de deshidratarse, es poco probable que sean tóxicos para su gato. Sin embargo, también contienen aditivos como mantequilla y sal, que no son buenos para los gatos, así que mantenga su disfrute instantáneo de puré de patata al mínimo.

Beneficios / Negativos de Alimentar a los gatos con papas

Honestamente, no hay realmente ningún beneficio en alimentar a su gato con papas. Mientras que las papas contienen una variedad de nutrientes que son beneficiosos para la salud de los seres humanos, los gatos obtienen toda su nutrición de su comida.

Dado que los gatos no deberían comer demasiados «extras», es especialmente importante elegir un alimento saludable para gatos. Si bien hay muchas variedades en el mercado, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. Lo más importante es que la carne aparece como el ingrediente principal, al igual que lo es con la comida para gatos de pollo Blue Wilderness.

Las patatas crudas, incluidas las cáscaras, son muy tóxicas para los gatos y no deben administrarse bajo ninguna circunstancia. De hecho, es una buena idea guardar las papas crudas en un lugar donde tu gato no pueda alcanzarlas, como en un armario cerrado con llave.

Incluso cuando se cocinan, las papas son muy almidonadas y esencialmente están hechas completamente de carbohidratos, lo que puede ser difícil de digerir para tu gato.

Si bien es poco probable que pequeñas cantidades de papa enfermen a su gato, si su gato pone sus patas en una cantidad mayor, puede sufrir de trastornos digestivos que se caracterizan por diarrea y vómitos.

Por lo tanto, aunque es poco probable que las papas cocidas causen daño a tu gato, no querrás exagerar y ofrecerles más que un pequeño sabor. Lo que en realidad es bastante similar a cómo deberían ser los gatos con remolacha también.

Alternativas a las patatas para gatos

Si bien las patatas cocidas no representan ningún peligro para los gatos siempre que se coman en cantidades muy pequeñas, la realidad es que las patatas no contienen mucho valor nutricional para nuestros amigos felinos.

Puede ser tentador considerar las papas como una verdura, pero desde un punto de vista nutricional son más como un carbohidrato. La mayoría de los alimentos para gatos ya contienen todos los carbohidratos que su gato necesita (y no necesitan muchos), por lo que no es necesario ofrecerle carbohidratos complementarios.

Afortunadamente, tienes muchas opciones si quieres darle a tu gato algo más que carne. En lugar de darle a su gato un poco de patata como regalo, puede comprar golosinas comerciales para gatos que contengan verduras y frutas, así como carne.

Una gran opción es una delicia que combina carne, frutas y verduras, es Wellness Kittles, que contiene arándanos.

Si es la consistencia blanda de una patata lo que hace que tu gato se vuelva salvaje, las golosinas suaves como Greenies Smartbites o golosinas líquidas como Churu Lickables, ¡las golosinas en puré pueden ser la solución!

Entonces, ¿pueden los gatos comer papas?

Aunque las patatas crudas (incluida la planta en sí, la piel y las flores) son tóxicas para los gatos, las patatas cocidas no representan ninguna amenaza para la salud de tu gato, siempre que se coman en pequeñas cantidades.

Dicho esto, las papas realmente no tienen muchos beneficios nutricionales para los gatos. Si quieres darle a tu gato un regalo especial, ofrecerles un regalo comercial de alta calidad, como Kittles de bienestar, es una mejor idea. Alternativamente, simplemente puede darles pequeños trozos de carne cocida sin sazonar, como camarones.

¿Tu gato está loco por las patatas? ¿Cómo satisfacer sus antojos sin sacrificar su salud? Háganoslo saber en los comentarios; ¡queremos escucharlo todo!

Después de mudarse a la Ciudad de Nueva York desde Roma, Italia, comencé a trabajar en las organizaciones sin ánimo de lucro. A pesar de mi trabajo diario, mi pasión siempre han sido los animales, especialmente los perros y gatos, y la escritura. ¿Qué mejor manera de combinar los dos? He sido dueño de mascotas durante 15 años, y mi colección de animales incluye perros, gatos, hámsters y cangrejos ermitaños ocasionales. Mi querido gato, Mozart, a quien encontré cuando era un gatito recién nacido, despertó mi amor por los felinos y ahora tiene casi 15 años. Soy una voluntaria entusiasta en la ASPCA local, donde disfruto pasar tiempo con los gatos y limpiar después de los perros. He estado escribiendo sobre la propiedad y el cuidado de mascotas durante los últimos cinco años.